Combate la retención de líquidos con estos trucos

Retención de líquidos, ¿crees que es inevitable? Te puedo decir cómo prevenir este odioso problema. ¡Toma nota de estos consejos!

Voy a explicar los mejores remedios para eliminar líquidos de forma natural. Unos sencillos consejos que te permitirán eliminar líquidos rápido de las zonas del abdomen y piernas.

Retención de líquidos

El organismo, cuando no bebemos suficiente líquido o se abusa de la sal o el azúcar, detecta un nivel bajo de líquido y empieza a retenerlo para mantener el equilibrio. Además, es común en las mujeres, en épocas de desajuste hormonal, como puede ser el embarazo.

Los problemas de circulación, el estrés y una alimentación inadecuada favorecen la retención de líquidos. En primer lugar notaremos cansancio y pesadez en las piernas. Las extremidades inferiores son las primeras en mostrar signos de alarma.

Generalmente, los síntomas se agravan cada día que pasa. Notando, por ejemplo, los tobillos más hinchados de lo normal, A veces los signos más evidentes tardan en mostrarse, cuando la retención es importante se hacen notorios. Los calambres y el adormecimiento de las piernas y pies, es también muy común.

El abdomen es una de las zonas que más resentida se nota, la hinchazón va aumentando a medida que pasan los días con retención y ello nos hace parecer más gordos de lo que realmente estamos. Muchas personas, se dan cuenta de que sufren retención cuando les cuesta perder peso, aún estando a dieta y cambiando sus hábitos alimenticios.

Cuando el nivel de retención es más alto, es cuando notamos las manos hinchadas. Si perdura durante mucho tiempo te recomiendo que te pongas en contacto con tu médico, dado que la retención puede ser un síntoma de que algo no anda bien en tu organismo. Deberán buscar el origen de dicha retención

Consejos para evitarla

  1. No abusar de la sal (sodio), presente en gran cantidad de alimentos, salsas,comidas precocinadas, encurtidos, snacks…
  2. Beber dos litros de agua diariamente, para ofrecer al organismo lo necesario para mantener su hidratación. Deberemos fijarnos en la composición del agua que bebemos que sea baja en sodio. Nunca deberemos beber más de 4 litros o el organismo los rentendrá por sobrecarga.
  3. Llevar una alimentación variada, equilibrada, saludable en la que predominen los alimentos frescos y de buena calidad nutricional. Se recomiendan 5 raciones de fruta y verdura diarias. Consumir hidratos de carbono bajos en sodio como el arroz, la patata, avena. Con proteínas animales y vegetales.

Principalmente estas tres pautas básicas ayudarán a tu organismo a mantener el nivel de hidratación correcto, pero además debes practicar ejercicio físico de forma regular. Así como evitar las prendas ajustadas ya que al oprimir y dificultar la circulación. Hacen el organismo no elimine de forma correcta los líquidos.

Reactiva la circulación haciendo masajes con cremas con efecto vascular en sentido ascendente desde los tobillos hacia arriba. No debes ducharte en aguas muy caliente. Al finalizar las duchas es preferible que sea con un chorro de agua fría con bastante presión para reactivar la circulación.

Eliminar la retención de líquidos

  • Beber agua para ofrecerle al organismo aquello que necesita. Si piensas que dejando de beber se compensará la retención, estás muy equivocado. Debes beber dos litros de agua diarios.
  • Moderar el consumo de sodio y para ello, vamos a sustituirlo a la hora de cocinar y para ello utilizaremos especias y hierbas aromáticas.
  • Eliminar los encurtidos, sopas deshidratadas y embutidos, o los sustituiremos por aquéllos bajos en sal.
  • Consume alimentos como el plátano, ricos en potasio, que contrarrestan la acción del sodio, mejorando y previniendo la retención de líquidos.
  • Y diuréticos, como la piña, los arándanos, la sandía, las alcachofas.
  • Haz ejercicio, ya que favorece la sudoración,eliminamos toxinas y mejora la circulación.
  • Evita las bebidas edulcoradas, evita la cafeína y la teína, que nos puede producir deshidratación.
  • Reactiva la circulación con masajes drenantes vasculares  y baños de contraste (caliente- frío).

Plantas medicinales que se convertirán en tus aliadas

Diente de León
Planta medicinal depurativa por excelencia, se puede consumir en infusiones o en ensalada. Favorece la correcta circulación de los riñones, mejora la circulación permitiendo  una eliminación de líquidos correcta y rápida y además purifica la sangre.

Basta con unas hojas y dejar que llegue a hervir, después puedes colarlo y beber durante el día o en dos infusiones una en la mañana y otra por la tarde. Intenta no consumirla muy tarde porque te hará orinar bastante, y puede llegar a ser molesto si tienes que levantarte muchas veces durante la noche.

Su eficacia es más alta si la consumes en infusiones que si lo haces en crudo.

Infusión de hojas de Boldo
Son ideales para solucionar la retención de líquidos por su contenido en alcaloides de isoquinolina y quinolizidina una especie de aceites que mejoran la circulación. Bastará con seis hojas de boldo en una taza y hervir durante 5 minutos y dejar reposar otros cinco.

Debes beberlo en el desayuno y después de las comidas principales, puedes edulcorarlo a tu gusto.

Té verde
Aunque lleve teína favorece la diuresis, es decir la eliminación de líquidos. Se eliminan las toxinas, reduce la inflamación y elimina los líquidos retenidos en el cuerpo que generalmente se acumulan en piernas, abdomen y manos.

Puedes tomar tres tazas al día, no abuses de la teína ya que en su caso podría producir deshidratación. Es bastante amargo puedes endulzarlo con miel o con edulcorantes.

Cola de caballo
Es una planta medicinal rica en minerales como el potasio, magnesio y silicio. Tiene un poder altamente desintoxicante además de diurético y depurativo. Es antidiarréica, astringente y remineralizante. Su sabor no es muy agradable pero la puedes mezclar con anís o con menta, si te agradan.

Debes poner una cucharadita a hervir y deja que repose. Bébela poco a poco durante el día y notarás sus múltiples beneficios.

Infusiones de abedul
No es una planta medicinal como tal, pero las hojas del abedul son ricas en sales potásicas que nos ayudan a eliminar líquidos favoreciendo la acción diurética sobre todo en la zona de las piernas. Es muy buena aliada en las infecciones urinarias.

Es digestiva y con un sabor agradable, puedes consumir dos tazas al día. Debes poner una cucharada a hervir y deja reposar 5 minutos. Funciona y te encantará, pruébala.