Cómo bajar la tensión a través de la dieta: Alimentos imprescindible

como bajar la tension chica

Cómo bajar la tensión mediante la alimentación: reducir la ingesta de sodio, tabaco y alcohol e introducir algunos alimentos que influyen en su regulación.

Técnicamente, la hipertensión es el aumento de la presión arterial de forma crónica, con valores iguales o superiores a 140 de presión sistólica y 90 de diastólica. Y, además, un factor de riesgo cardiovascular. Si es algo que te preocupa, protege tu corazón con estos ejercicios.

Respecto a sus causas, es cierto que la presión arterial puede elevarse sin una causa previa. Así como como consecuencia de padecer enfermedades endocrinas o renales, e incluso por el consumo de algunos fármacos.

Otros motivos más frecuentes son el abuso de tabaco, del alcohol, el estrés, el sobrepeso o la falta de ejercicio… Y hay expertos que defienden que también por seguir una dieta alta en sodio. Algo que puede ocurrir fácilmente si se toman muchos alimentos precocinados, ya que tienen esta desaconsejable peculiaridad.

Además, no te pierdas este artículo donde te contamos cómo prevenir las principales enfermedades comunes. ¡Es más fácil de lo que piensas!

Cómo bajar la tensión: La sal

Numerosos estudios demuestran que reducir la cantidad de sodio en la dieta reduce la presión arterial. La sal es necesaria en el organismo en pequeñas dosis, pero si se sobrepasa la cantidad adecuada se puede producir retención de líquidos y aumento de la presión arterial.

Necesitamos 1,25 g de sal al día y tenemos que tratar de mantener su ingesta por debajo de los 6 gramos (1 cucharilla de café).

6 gramos de sal = 2,5 g de sodio = 2.500 mg de sodio.

Una forma de reducir su consumo sin notar su ausencia es, por ejemplo, condimentando nuestras comidas con especias.

Alimentos que ayudan a bajar la tension arterial

Bananas

Son una fuente de potasio, recomendable para controlar la presión arterial. De hecho, investigaciones recientes en la India defienden que la presión arterial se puede reducir hasta en un 10% comiendo dos bananas al día durante un par de semanas.

Como beneficio adicional, esta fruta es muy baja en sodio y no tiene colesterol.

Ajo

Tanto el ajo crudo como el ajo cocido tienen propiedades que pueden ayudar a controlar la presión sanguínea y, al mismo tiempo, a reducir los niveles de colesterol. Por eso, sería interesante comer entre uno y dos dientes de ajo al día, previamente machacados.

Al machacarse, crean sulfuro de hidrógeno, un compuesto que promueve el buen flujo de la sangre, elimina los gases y reduce la presión sobre el corazón. Otra alternativa es tomar dos veces al día, entre 5 y 6 gotas de jugo de ajo mezclado con 4 cucharaditas de agua.

Apio

La 3-N-butilftalida, una especie de ‘fitoquímico’ presente en grandes cantidades en el Apio, puede ayudar a controlar la presión arterial alta.

Además, consumido de manera regular, también ayudará a reducir las hormonas del estrés que constriñen los vasos sanguíneos. Una de las causas más frecuentes de hipertensión. Trate de comer, al menos, un tallo de apio con un vaso de agua al día.

Limón

El limón ayuda a eliminar la rigidez de los vasos sanguíneos, haciéndolos más suaves y flexibles. Por otro lado, contiene mucha vitamina B, necesaria para evitar la insuficiencias cardíacas.

Es una buena idea tomar un vaso de agua tibia con jugo de limón, temprano en la mañana y con el estómago vacío. Para un mejor resultado, no agregar ni sal ni azúcar.

Miel

La miel tiene un efecto calmante sobre los vasos sanguíneos y por lo tanto puede ser útil en la reducción de la presión arterial alta. Las personas que sufren de hipertensión deben hacer un hábito el consumo de una o dos cucharaditas de miel al día, preferiblemente en ayunas.

Otra alternativa es consumir una mezcla de una cucharadita de miel, una cucharadita de jugo de jengibre y dos cucharaditas de semillas de comino en polvo dos veces al día. O incluso una mezcla de jugo de albahaca y miel en la misma cantidad, tomado en ayunas, todos los días.

Jugo de Cebolla

La cebolla también se puede utilizar para ayudar a bajar la presión arterial. Tratar de comer una cebolla mediana, cruda, al día (puede incluirse en las ensaladas).

También se puede hacer una mezcla con media cucharadita de jugo de cebolla y media cucharadita de miel, dos veces al día durante dos semanas.

Pimienta de Cayena (Pimienta Roja)

Los que sufren de hipertensión leve deben comer pimienta de cayena. Este es uno de los ingredientes que puede promover el flujo sanguíneo evitando que las plaquetas se agrupen y se acumulen en la sangre.

Se puede añadir un poco de pimienta de cayena a la ensalada de fruta o de verduras. O incluso añadir una pizca de pimienta de cayena a la sopa, antes de beberla.

Agua de Coco

Las personas que sufren de presión arterial alta deben mantener su cuerpo bien hidratado. Por eso, es buena idea beber, al menos, 8 vasos de líquido al día. Y parte de ese líquido puede ser agua de coco, una bebida deliciosa y nutritiva.

Semillas de Sandía / Patilla

Las semillas de sandía contienen un compuesto conocido como cucurbocitrin, el cual ayuda a dilatar los capilares sanguíneos y también mejora la función de los riñones. Esto a su vez ayuda a reducir la presión arterial y a aliviar los dolores de artritis.

Puedes tomar dos cucharadas de semillas de sandía secas, aplastándolas suavemente y añadiéndolas a una taza de agua hervida. Tras dejarlas reposar durante al menos una hora, se cuelan y se toman cuatro cucharadas de esta agua a intervalos regulares durante el día.

Eso sí, además de estos remedios caseros,  es muy importante seguir los consejos del médico y que notificarle sobre cualquier terapia complementaria que se decida llevar a cabo. De la misma manera, es recomendable hacer, al menos, 20 minutos de ejercicio al día y reducir el consumo de las bebidas alcohol y el tabaco.

Enjoy this blog? Please spread the word :)

Facebook
Google+
http://entrenar.com.es/como-bajar-la-tension-a-traves-de-la-dieta-alimentos-imprescindible/
Twitter
YouTube
LinkedIn